Historia de un balneario

por Jauzgo

Desde que recuerdo me ha llamado la atención una antigua infraestructura de mi pueblo, la Embotelladora/Balneario de los Berrazales. Les pongo en antecedente; en la década de los años 30 en el Valle de Agaete, concretamente en Los Berrazales se contraba el “Balneario Los Berrazales” y la planta de embotellado de Agua de Agaete, ambos negocios se situaban uno encima del otro y aprovechaban el agua procedente de las cumbres de la isla y que tenía grandes cantidades de hierro, lo que hacía que tuviese propiedades curativas.

Los pacientes del balneario procedían de Suiza, Alemania o Rusia haciendo horas y horas de avión hasta llegar a la isla para luego continuar el viaje en coche y el tramo final en burro (en los inicios del balneario, luego se modernizó). En 1931, cuando se abrió el establecimiento termal ni siquiera disponía de habitaciones donde hospedarse los visitantes sino que debían alojarse en unas cuevas cercanas.

El Balneario (Edificio central)

Para que se hagan una idea de las propiedades curativas de las aguas de Los Berrazales, recuerdo un caso que contó mi abuela paterna a su hijo y que ahora ha pasado a mi, la historia de como un hombre llegó al balneario con varias manchas por su cuerpo y salió de El Valle sin mancha alguna. Poco a poco la embotelladora fue ganando terreno a la instalación curativa, pero según cuentan, un día el agua milagrosa dejó de descender de las montañas y la embotelladora se vio abocada al cierre. De un día para otro se decidió parar la producción de Agua de San Roque, Agua de Agaete y Cumbres de Gáldar. Los trabajadores quedaron en la calle, dejando incluso sus pertenencias en las taquillas de la planta embotelladora.

No les hablo de hace tanto tiempo ya que recuerdo ver pasar los camiones encargados del reparto carretera arriba y abajo mientras estaba en el colegio. La flota de la empresa estaba compuesta por camiones pequeños aunque también disponían de otro mayor, el turbo, que transitaba la pequeña carretera a gran velocidad, lo que propiciaba que las ganas a transitar la vía durante la jornada laboral de los trabajadores de la planta fuesen pocas.

Camión de reparto abandonado en la embotelladora. Foto: http://www.elpuertito.com

Este destartalado camión y decenas de cajas de plástico rotulada con el nombre de las tres aguas que embotellaban es lo único que queda, a parte de la propia instalación, claro, de la Embotelladora de Los Berrazales y su maravillosa agua, característica por quedarse el hierro que contenía en el fondo de las botellas.

Balneario Los Berrazales antes de construirse la embotelladora

Balneario Los Berrazales antes de construirse la embotelladora. Imagen: The Suite Agaete

Entrada principal del balneario, ahora tapiada.

Entrada principal del balneario, ahora tapiada. Imagen: The Suite Agaete

A día de hoy el camión ha sido ya retirado, y la fachada de la planta embotelladora se cae a trozos debido al abandono y el paso del tiempo.

Aspecto actual de la embotelladora (Foto del 23 de Marzo 2013)

En la entrada del balneario aún continúa intacto el año de su inauguración así como su nombre: “Balneario Los Berrazales, 1931”

Continuaré investigando y conociendo testimonios sobre este complejo, sin buscar culpables ni inocentes, tan solo para recuperar y legar a las generaciones futuras la historia de lo que fue uno de los mejores balnearios de la isla de Gran Canaria.

 

Anuncios